DICE OCTAVIO PAZ del poeta mexicano Juan José Tablada: «Tablada introduce en lengua española el haiku japonés. Su innovación es algo más que una simple importación literaria. Esa forma dio libertad a la imagen y la rescató del poema con argumento, en el que se ahogaba. Cada uno de estos pequeños poemas era una pequeña estrella errante y, casi siempre, un pequeño mundo suficiente».

Mario Benedetti publica en 1999 el libro Rincón de haikus y, en 2006, Nuevo rincón de haikus. Ciertamente siguen, en general, la métrica convenida para este tipo de estrofas 5-7-5-, pero han provocado críticas y rechazo desde la perspectiva de la “filosofía” de la que parte el haiku, de la actitud estética o espiritual, de la civilización de la que nace esta composición poética.

  

La crítica dogmática a los haikus de Benedetti

Vicente Haya, doctor en Filosofía, nipólogo dedicado al estudio y traducción de la poesía japonesa, especialista en haikus, se pronuncia absolutamente crítico con el autor uruguayo, con un ejemplo pretendidamente paradigmático de los haikus benedettianos que faltan al “respeto a la civilización japonesa originaria de este tipo de poesía”:

  

«...esa enfermedad de los poetas occidentales que ...tratan de escribir haikus sin el menor conocimiento previo, y a resultas, vomitan poemas breves a los que llaman haiku del estilo de:

Cuando muera

no se olviden de enterrarme

con mi bolígrafo

  

Una cosa es que nos salga un haiku malo y otra cosa es faltarle el respeto a la civilización que concibió este género. Antes de leer lo que publicó Benedetti en su Rincón de haikus, yo creía que un occidental nunca sería capaz de prostituir tanto del que está tomando al menos el nombre».

  
 

 
 

Mario Benedetti (1920-2009), escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo, e integrante de la Generación del 45, es autor de dos libros de haikus: Rincón de haikus (1999) y Nuevo rincón de haikus (2006).

 
  

Existe una corriente crítica llamada dogmática que juzga una obra según se atenga o no a las características teóricas de un género. El teatro de Lope de Vega y de sus seguidores fue despreciado durante el Neoclasicismo del siglo XVIII por no atenerse a la regla de las tres unidades que ya dictara Aristóteles en su Poética: unidad de lugar, unidad de tiempo y unidad de acción. Cuando los críticos dogmáticos condenan los sonetos modernistas de versos alejandrinos, Manuel Machado, que los cultiva, respondió a uno de ellos que «no escribo sonetos, escribo “sonites”». Al igual que Unamuno, que defiende su forma de novelar llamando a sus obras novelescas “nivolas”. También, a Garcilaso y a sus seguidores les reprocharon que abandonaran el verso tradicional castellano para escribir al itálico modo. La historia resulta, a veces, reiterativa.

  

 

 

  

 © Imagen tomada de "Rincón de Haikus, Guitarra y Tango" de Héctor Tierno, Buenos Aires, 2010.

(https://xurl.es/lbudi).  

Si, como dijo Francisco Basallote, poeta andaluz, autor de haikus, nos atenemos a que «escribir haikus no es emplear una métrica determinada: sino adoptar una manera concreta (atenta, asombrada, armónica, libre, desideologizada, silenciosa, asimbólica) de estar aquí y ahora, es decir, de participar de los sucesos, instantes e impresiones que entretejen el presente del mundo», numerosas de estos rasgos son incumplidos por Benedetti en los libros que nos ocupan. Pero desde que, a finales del XIX y principios del XX, las formas poéticas japonesas comenzaron a implantarse en los países occidentales, son muy numerosas las innovaciones que se han tratado de hacer: que si formas métricas de 3-5-3; que 3 palabras, 5 palabras, 3 palabras; que si una sola línea; que si escritura vertical al modo de la escritura japonesa; que si haikus en círculos para comenzar a leer por cualquier punto de la circunferencia; que si haikus integrados en otros poemas más extensos...

Como ya escribía en otra ocasión, se ha dicho «Haiku es lo que está ocurriendo ahora, en este instante», ¿en el instante del observador, poeta, o del lector? Ciertamente el haiku recoge un instante, de la Naturaleza o de la cotidianidad de las gentes, pero ese instante da lugar, como decía Henderson, en su Introducción al Haiku (Nueva York, 1958), a haikus «de muchas clases, grave, bullicioso, profundo o superficial, religioso, satírico, triste, humorístico o encantador». Podemos, pues, preguntarnos de qué tipo son los haikus de Mario Benedetti.

La lectura de un haiku debe transportarnos al instante en que el poeta, el “haijin”, pretende inmortalizar en tan breve fórmula lírica. Posiblemente, si analizamos una colección de haikus, encontraremos aquellos que reflejan realmente el espíritu que inspiró a las grandes maestros de este género literario. Y los que parten de otros presupuestos, tal como se achaca al conjunto de Mario Benedetti, publicados bajo el título Rincón de haikus (1999) y Nuevo rincón de haikus (2006).

  

 

 

  

 

© Imagen tomada de "Rincón de Haikus, Guitarra y Tango" de Héctor Tierno, Buenos Aires, 2010.

(https://xurl.es/lbudi).  

  

Los libros de haikus de Mario Benedetti

El primero de estos libros se abre con una cita de Matsuo Bashoo: «No sigas las huellas de los antiguos busca lo que ellos buscaron». ¿No está, acaso, justificando las “innovaciones” de sus haikus? Haremos un análisis de estas obras —sobre todo de la primera— y observaremos sus características para determinar hasta qué punto sigue las huellas ortodoxas del género japonés o escribe con el espíritu de búsqueda de los maestros antiguos. O se equivoca y, con la métrica del haiku adaptada al español, sólo escribe epigramas, ocurrencias, crítica sociopolítica, reflexiones personales y, en alguna ocasión, una especie de greguerías. O, simplemente, lo que escribe son senryus, que con la métrica del haikus amplia su temática admitiendo hasta los obsceno.

Nos dice:

 

9

pasan misiles

ahítos de barbarie

globalizados

 

Lejos está su observación de aquella del clásico Oshima Ryota (1718-1787): «En la brisa de la mañana / con un movimiento decidido / levanta el vuelo la alondra». Si en el poeta japonés palpita la Naturaleza observada, exclamada, celebrada, en el uruguayo se alude a la barbarie del mundo moderno: un mundo globalizado en permanente amenaza de los poderosos que son dueños de los misiles, de las armas destructivas.

En:

 

11

las hojas secas

son como el testamento

de los castaños

 

Benedetti interpreta la caída de las hojas y concibe estas como testamento (metáfora antropomórfica), lejos de la ausencia de valoraciones de Kakei: «Las hojas de la hiedra / no queda una sin moverse / viento de otoñó». O de Toyojo: «Puede verse por su aspecto / que están convirtiéndose en tierra / ¡las hojas caídas!».

  

 

 

  

© Imagen tomada de "Rincón de Haikus, Guitarra y Tango" de Héctor Tierno, Buenos Aires, 2010.

(https://xurl.es/lbudi).

  

Se podrían encontrar unas composición como las siguientes entre un conjunto de aforismos:

  

16

hay pocas cosas

tan ensordecedoras

como el silencio

  

22

no hay alegría

más alegre que el prólogo

de la alegría

  

Aunque la mención a Buda y, por tanto, el tema religioso está presente en los clásicos (Kakei: «Entre rayos / adorando al Gran Buda / a campo abierto»'), observemos en la cita siguiente como se aleja Benedetti de la temática y de la estética tradicional japonesas, ya que lo que nos pinta es una imaginada escena histórica:

 

19

los dos ladrones

miraron a jesús

y se miraron

  

En el mismo sentido podemos agrupar aquellos que encierran alusiones culturalistas:

 

23

la vida es breve

loafirmaron a una

falla y onetti

  

Las escenas de matiz cómico no son ajenas en los autores japoneses (Issa: «Oye, melón fresquito, / si alguien viene a comerte... / ¡conviértete en rana!»), matices o enfoques que encontramos en Benedetti:

  

99

cómo reirían

los puntos cardinales

si fueran cinco

 

130

me gustaría

ser noble y elegante

como un pingüino

 

137

canción protesta

después de los sesenta

canción de próstata

 

El contenido de cierto tono erótico podemos verlo en el siguiente haiku de Kito: «Al atravesar el río / en la pantorrilla de la mujer / una planta acuáticaflorecida». Benedetti va más allá, quizás:

 

40

en plena noche

si mis manos te llaman

tus pechos vienen

 

52

si me mareo

puede que esté borracho

de tu mirada

  

66

en todo idilio

una boca hay que besa

y otra es besada

  

De tema político social:

 

41

el exiliado se fue

adaptando al tedio

de la nostalgia

  

Del estado psicofísico personal:

  

61

me siento viejo

pero el zorzal es joven

y me provoca

    

Existen haikus benedettianos que expresan preferencias que implican crítica:

  

64

no me seduce

el burdel del poder /

prefiero el otro

  

En la referencia a elementos naturales aparece implícita la valoración (en la personificación):

  

69

en la laguna

el agua es un espejo

sin exigencias

    

Todos los ejemplos han sido tomados de Rincón de haikus, si bien en Nuevo rincón de haikus sigue idéntica tónica. Hemos de concluir diciendo que ni los ortodoxos del haiku ni los críticos ortodoxos hubiesen tenido argumentos para criticar a Benedetti si el poeta hubiese incluido en el título el término senryü, que, como se ha dicho, tiene la fórmula poética de 5-7-5-, clásica como el haiku, pero abierta a temas existenciales y más amplios, incluyendo el humor en todos los matices y colores, el cinismo, la ironía, el sarcasmo, las miserias humanas. Hasta la obscenidad.

  

 

 

  

© Imagen tomada de "Rincón de Haikus, Guitarra y Tango" de Héctor Tierno, Buenos Aires, 2010.

(https://xurl.es/lbudi).

  

Concluyamos con unos ejemplos de Nuevo rincón de haikus, sobre el podemos reafirmar lo ya dicho y, por supuesto, me atrevería a decir que acentúa los rasgos caracterizadores de estas composiciones en el autor uruguayo:

 

1

Por lo común

los millonarios son

pobres de espíritu

 

38

el tango viejo

es la escuela primaria

de los abrazos

 

39

el prodigioso

Cantar de los cantares

sexología

 

40

al aire libre

las nalgas de las chicas

son un trofeo

 

49

prohibir un libro

es el modo más fácil

de promoverlo

 

52

qué saludables

son la gimnasia sueca

y el vino tinto

 

53

en nuestro fútbol

el que ataja penales

es san arquero

  

67

la religión

esa engañapichanga

de los incautos

  

91

en el otoño

todo es paz

hasta el viento se tranquiliza

 

93

en el jardín

noche a noche la luna

besa los árboles

 

104

ciertos discursos

los oigo y me provocan

retortijones

 

112

estos poemas

¿serán malos o buenos?

pero son míos

 

115

dice el podólogo

si te duelen los callos

mejor te callas

 

190

a la autocrítica

la hago callar porque si no

no escribo

 

193

¿por qué el arroz

que es tan rico nos deja

tan estreñidos?

 

210

reírse solo

sin el menor testigo

es una hazaña

 

241

qué habrá después

del telón de la muerte

piensan los vivos

 

284

hospitalario el árbol

de la calle presta

su sombra

 

299

aún los mejores

dibujos animados

me desaniman

 

300

las paradojas

son a veces semillas

de la metáfora

  

 

 

  

 

© Imagen tomada de "Rincón de Haikus, Guitarra y Tango" de Héctor Tierno, Buenos Aires, 2010.

(https://xurl.es/lbudi).

  

Podemos observar que los tonos se repiten en este nuevo libro respecto al anterior: temas sociales, existenciales, políticos, eróticos, sarcásticos, literarios. También aparecen los temas de la naturaleza como en los clásicos japoneses. Posiblemente cuando consideramos los haikus de Mario Benedetti, como en tantos casos, tengamos que hablar con Marta Cuevas Serrano en su trabajo Fórmulas textuales del haiku en la poesía contemporanea, de “apropiación estrófica”. Pero, ciertamente, el ejercicio creador de Benedetti resulta interesante, sugerente y digno de lectura, por más que ciertas de sus estrofas nos parezcan aforismos, epigramas, greguerías, sentencias, proverbios o hasta eslóganes publicitarios, políticos o comerciales.

  

  

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y WEBGRÁFICAS

Basallote, Francisco, «Hablando sobre el haiku», en Papel Literario  Digital, edición de 28 Marzo 2014. Disponible en la web: <https://tuit.es/ht9uk>

García Velasco, Antonio: «El haikus a tres voces» sobre “Haikus a tres voces” de Aurora Gámez Enríquez, en Papel Literario Digital, edición de 13 Marzo 2014. Disponioble en la web: <https://tuit.es/nE18w

Haya, Vicente: AWARE (Iniciación al haiku japonés), Editorial Kairos, Barcelona, 2013.

Haya, Vicente: Haiku Tsumami-Gokoro, Shinden Ediciones, Barcelona.

Haya, Vicente: El espacio interior del haiku, Shinden Ediciones, Barcelona.

Cuevas Serrano, Marta: Fórmulas textuales del Haiku en la Poesía Contemporánea. Disponible en la web: <https://xurl.es/xer00>

Rodríguez-Izquierdo, F. (1994), El haiku japonés, Hiperión, Madrid

  

  

  

   

   

  

    

Antonio García Velasco (Fuente Piedra, Málaga). Escritor, ensayista y articulista. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Oviedo y Doctor en Filosofía y Letras (Sección de Filología Hispánica) por la Universidad de Málaga. En la actualidad es Profesor Honorífico de la Universidad de Málaga y miembro de la Asociación Andaluza de Críticos Literarios. Ha cultivado la lírica, la narrativa (novela y cuento), el ensayo y programas de informática para la docencia de la lengua y la literatura.

Entre sus obras de creación lírica figuran los poemarios Fuego sordo (1975), Marchamar andalusí (1977), Se rompe hasta la vida cotidiana (1980), Des(h)echa la ciudad (1980), Ulises desangrado (1982), Demonolatrías (1985), Amor compiuter (1987), El libro olvidado (1988), Escritos dadaístas o la eficacia y operatividad del lenguaje C (1990), Un libro para el gozo (1994), Inter-nos (1994), Lejano siglo XX (1997), Psilocibina (1998), Las heridas de amor (1999), Altos vuelos (2000), Una carta de amor (2002), Infinito mar que es el vivir (2003) y Hojas ustibles (2005).

De los títulos de su obra en prosa (novela y cuento), cabe citar Altos vuelos (2000), Una carta de amor (2002), Infinito mar que es el vivir (2003), Hojas ustibles (2005), Amores y tiempos. Relatos (2014), Lejano siglo XX. Novela de ciencia y ética ficción (2014), Cajón de sastre. Objetos animados 1 (2015), Profesor de poesía (2016), Fábulas de reencarnación (2016), Memorias de mi eterna llamarada (2016), El pueblo de los misterios. (Trilogía del misterio) (2017), Un dilema de amor. Mucho más que un dilema de amor ha de resolver Gustavo, el personaje de esta historia (2018) y Homo Vampyrus. El eslabón supremo en la cadena trófica (2019).

De sus ensayos y libros metodológicos hay que mencionar el Método de comentario de textos y Comentario a “Los pedazos del sonido”, poema de Francisco Peralto (1978), Método de comentario de textos. Teoría y práctica (1986), Enunciado, estructura, reescritura y función (1994), Estudios filológicos con procedimientos informáticos: desarrollo, aplicabilidad y rendimiento de programas en ordenadores personales (1996), Poética (1994), Propuestas metodológicas para el conocimiento de la obra literaria (Ensayos sobre literatura española actual) (1996), Análisis de la poesía de Antonia López García (con procedimientos de estilísticas computacional) (1998), Un príncipe encantador (Cuento para niños y niñas de hasta 99 años), que incluye un disco con programa de actividades y pasatiempos (1998); Las cien mil palabras de la poesía de Lorca (1999); Búhos del 98. Sobre ideas y literatura de la Generación del 98 (1999), La mujer en la literatura medieval española (2000), La poesía de Emilio Prados. Estudio y valoración (2000), La poesía de Luis Cernuda. Estudio y valoración ante su centenario (2005), El lenguaje de los cuentos infantiles (2005) y 30 poetas andaluces actuales. Vocabulario y recursos (2005).

Ha colaborado en antología líricas y ensayísticas, como Poesía andaluza en libertad. (Una aproximación antológica a los poetas andaluces del último cuarto de siglo) (2001), Poesía en los barrios (2001), Poemas escritos a la vera del mar (2004), Estudio y reflexiones sobre la Educación social (participa como coordinador y autor de un capítulo) (2004); Alcazaba. I Muestra de poesía actual en Málaga, que incluye un CD con la antología poética “Bajel navegando por la poesía actual en Málaga” (2005), Poemas escritos a la vera del mar (2004), Ensayos sobre Albert Camus. Clásicos del Siglo XX, 1 (2015), Ensayos sobre Antonio Machado. Clásicos del Siglo XX (2017) y Ensayos sobre Blas de Otero. Clásicos del Siglo XX, 2 (2017).

Como profesor interesado en la aplicación de la informática a la docencia, ha desarrollado programas de ordenador para la enseñanza de la lengua y la literatura, entre los que cabe mencionar Analizador, Métrica, Cuentos para cuentos, Poética, Adivina adivinanza, 12 viñetas, ATRIL-e, Secuencias, ATRIL2-e, HESCREA (Herramientas de Escritura Creativa), Comentario, CreaEjercicios, CreaDominós, SopaLetras y Bajel: Navegando por el cuento de Cencienta, entre otros. Merece especial mención Bajel: Navegando por la Literatura actual en Andalucía, que fue distinguido con el segundo «Premio Joaquín Guichot» a proyectos educativos.

Ha presentado numerosas comunicaciones y ponencias en diferentes congresos nacionales e internacionales, publicadas luego en las correspondientes actas. Es autor también de más de doscientos artículos sobre temas de literatura, lengua, crítica literaria o didáctica, publicados en prensa, suplementos literarios o revistas especializadas. Ha colaborado como columnista de opinión en el Diario La Torre y el Diario Málaga-Costa del Sol (con su columna “Marinas”) , y en el suplemento dominical de este periódico, Papel Literario, con artículos de crítica literaria. En la actualidad, y dentro de las actividades que organiza ASPROJUMA, coordina y presenta la sección el «Aula de Poesía en la UMA», que tiene como finalidad presentar autores y obras y organizar lecturas de textos selectos.

   

   

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral. Sección 3. Página 11. Año XX. II Época. Número 108. Enero-Marzo 2021. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2021 Antonio García Velasco. © Las imágenes se utilizan exclusivamente como ilustraciones del texto y han sido tomadas del videoclip "Rincón de Haikus, Guitarra y Tango" de Héctor Tierno, Buenos Aires, 2010 (https://xurl.es/v9ht1), a quien corresponden todos los derechos de autoría. Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2021 Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte. Universidad de Málaga & Edibez. Ediciones Digitales Bezmiliana. Calle Castillón, 3, Ático G. 29739. Rincón de la Victoria (Málaga).