¿DÓNDE ESTÁ EL AMOR?

  

     En el corazón del tiempo que viene cantando,

en los hilos brillantes de la llovizna de verano,

en el rocío que teje gotas de plata en cada flor,

en la pequeña abejita que zumba en el oído del nardo,

en los farolitos que forman las gotas de lluvia en el pastizal.

  

¿No lo ves?

     Amor es eso que tiembla dentro de tu pecho,

es la tibieza de tus labios rojos mojados de espera,

el brillo almendrado de tus ojos claros cuando me sonríes.

     Amor es el trino del jilguero en tu ventana amanecida,

es mi mano buscando tu mano tibia de deseos,

es la huella que deja la luna en el inmenso azul.

  

¿Dónde está el amor?

     Está en las verdes olas que vienen y van,

en el gorgorito del niño que duerme en la cuna,

está en mis labios, en mis manos, en mi llanto,

está en tus verbos, en tus versos, en tus besos.

  

     El amor está donde tú lo has colocado,

está dentro de ti y no lo puedes ver.

   

   

  

*

  

  

  

TODOS LLORAMOS

  

     Llora la tierra

mirando su propio cadáver

con lágrimas ardientes sobre su ceniza,

rojas llamaradas queman sus entrañas,

resecas cimientes, muerte y destrucción,

que tardarán lustros para retoñar.

No habrá en ellas semillas brotando

ni frutos, ni flores habrán de nacer.

  

     Llora la tierra,

lloran los montes, llora la flor, llora el aire

retorciéndose en los cielos,

lágrimas negras, petróleo y dolor,

humareda espesa y gases nocivos

cual manto de luto, de muerte y horror.

Se eleva hasta el cielo borrando las nubes,

cubriendo la noche con humo y hollín,

no respira el niño, se asfixian las aves,

llora el viento, llora el aire, llora la brisa...

  

     Lloran las aguas,

lloran los peces, lloran las algas, lloran las olas

lágrimas ácidas, turbias, envenenadas,

plagadas de minas, contagiadas de muerte,

las aguas celestes, las olas gigantes

comieron las bombas, tragaron misiles.

La muerte sembrada en sus entrañas,

brota en las orillas restos de soldados.

  

     Lloran los peces, lloran las perlas y los corales,

lloran los niños, lloran las madres,

lloran los cielos, muere el amor...

   

¿Quién tiene la respuesta?

¿A quién culparemos por este llanto?

  

  

  

*

  

  

  

SI EL ACASO EXISTIERA

 

     Si el acaso existiera, no serías un milagro,

un prodigio que mi vida sació de inmensidad,

el jirón de eternidad que en el reparto merecí.

 

No es azar este bello desgranar de aconteceres,

que envuelve en fina seda mi destino, y me devuelve

una cierta placidez para colmar de sentido el tiempo.

 

En la verdad que permanece no hay futuro ni pasado,

es un hoy en tornasol donde solo habita nuestra realidad

pintada en las paredes del ensueño y el estío.

 

Eres ese alguien que necesitaba para revelarme a mí misma,

la esencia aromada de mi yo condescendiente y puro,

el relato verídico del retazo más hermoso de mi vida.

 

     Si el acaso existiera, no serías un milagro,

y esta hoguera que me habita solo sería un suspiro

que ilumina las ventanas de mi vida con fulgores diamantinos.

 

No hay tal vez, no hay azar, hay destinos paralelos,

diminuta arena en el desierto vivo del cosmos,

que construye su morada en nuestros corazones.

 

Un milagro que despierta y sueña, y vive en ti... en mí...

Es un galopar incesante de ardientes sensaciones

que ponen armonías deliciosas en mis bellos atardeceres.

 

     Si el acaso existiera, no serías un milagro...

  

  

  

*

  

  

  

ESTA ANSIEDAD QUE ME CAMINA

  

     El motivo de esta ansiedad que me camina

no es la espera larga y repetida en mi vacío,

es más bien por tu ausencia prolongada en mi horizonte,

y es allí donde nace un suspiro que encierra una oración.

  

     De mi pluma van cayendo deshilvanados versos

                                                   [y mágicas estrofas

formando un laberinto donde coexisten sueños y realidades

danzando una mazurca de alegres enredos de tibio percal,

y el diluvio retenido se diluye distraído y sin rencor.

  

     Tus sabias caricias recorren mis ansias estremecidas,

van marcando el rumbo de estos deseos contenidos

y en mi alma de torcaza se recrea cada noche

la eterna ilusión de florecer en tu vergel.

  

     Quimera... irrealidad... porfía de un alma confundida

viven en el fondo remoto de mis pupilas fantasiosas

y juegan distraídas en las palabras de estos poemas

en una dimensión indefiniblemente bella.

  

     El motivo de esta ansiedad que me camina

está en la simple verdad que ambos sabemos.

No es, en realidad, porque no me amas,

sino porque yo te amo a ti en solitario.

  

     Y a pesar de esta incertidumbre,

amo la sensación de amar lo inexplicable.

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

Ninfa Estela Duarte Torres (Ca’acupe, Paraguay). Escritora, poeta y correctora de estilo, vive en Asunción y es profesora en varios centros y otros organismos docentes.

Ha publicado varios libros relacionados con la didáctica de la lengua y la literatura, entre ellos: Manual Práctico de Ortografía. Nivel Medio y Formación Docente (2000), Caminemos. Lecturas para Nivel Primario (2002), San Lorenzo, su historia, su gente (investigación histórica, 2003), Duetos y abrazados. Diálogos románticos (Libro de poemas en dueto compartido con Rafael Ángel Cortés, Córdoba, Argentina, 2005), El Chaco, mi Patria (Textos para la Comprensión Lectora, 2006), Mitos Guaraníes, cuentos y leyendas (Asunción, 2006) y Semblanza de un Luchador, Ciriaco Duarte (San Salvador, 2011).

Además de sus obras de creación, cabe citar las antologías compartidas: Lenguaje de Pluma y Tinta (Ed. Novelarte), Colores en Tiempos Literarios (Ed. Cenediciones), Conjugando las Artes (Ed. Novelarte), Navegando Sueños (La Barca de Fredy, San Salvador, 2010), Horizontes Azules (La Barca de Fredy, San Salvador, 2010), Un Poema para Neruda (Navegando Sueños, San Salvador, 2011) y El Rostro Secreto de Eros (Parnassus, Buenos Aires, 2011), Latidos del corazón (Astrid Pedraza de la Hoz, Bogotá, 2011), Poemas Oceánicos (La Barca de Fredy, San Salvador, 2011), Mil poemas para Neruda (Alfred Asís, Chile, 2011) y Mi voz grita tu dolor (Editorial Navegando Sueños, 2014).

Su labor creativa ha sido galardonada en los Concursos Internacionales de Poesía Cenediciones y Novelarte, celebrados en Córdoba, Argentina, en reiteradas ocasiones.

Puede leerse su producción literaria en los blogs: «Ninfa Duarte», «Mis palabras Azules» y «Ninfa, Cuéntame un Cuento».

   

   

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral. Sección 2. Página 10. Año XX. II Época. Número 112. Julio-Septiembre 2022. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2022 Ninfa Estela Duarte Torres. Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2022 Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga & EdiBez. Ediciones Digitales Bezmiliana, Calle Castillón, 3, Ático G. 29.730. Rincón de la Victoria (Málaga).

   

   

   

 

Servicio de tr�fico web