PENTAGRAMA INTRODUCTORIO

  

I

«El flamenco es algo más que una música popular y un conjunto de tradiciones y costumbres: el valor musical y filosófico del flamenco está más allá de “lo folklórico”.»

  

II 

«Permíteme, aficionado al flamenco, decir algo sobre el sintagma “poesía flamenca”, ya que necesita de algunas precisiones, las cuales he visto claramente en el ramillete de coplas que forman Raíz Flamenca. La poesía flamenca es (a la vez) “poesía popular y (poesía) tradicional.»

  

III

«Es “poesía popular” no solo porque la canta el pueblo sino también porque (…) “…hay otra poesía natural, breve, seca, que brota del alma como una chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una palabra y huye, y, desnuda de artificio, desembarazada dentro de una forma libre despierta, con una que las toca, las mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía; la poesía popular es la síntesis de la poesía”.»

  

IV

«Y es “poesía tradicional” (porque es esa) “… otra clase de poesía más encarnada en la tradición, más arraigada en la memoria de todos, de recuerdo más extendido y más reiterado; el pueblo la ha recibido como suya, la toma como propia de su tesoro intelectual, y, al repetirla, no lo hace fielmente de un modo casi pasivo, sino que, sintiéndola suya, hallándola incorporada en su propia imaginación, la reproduce emotiva e imaginativamente y, por tanto, la rehace en más o en menos considerándose él como una parte del autor”.»

  

V

«Una de las notas más características y relevantes de Raíz Flamenca es que la autora ha sabido captar —lo vivió desde niña— la esencia metafísica del flamenco y “lo flamenco”.»

  

ALFREDO ARREBOLA, Villanueva Mesía, Granada, 2009.

  

  

  

  

                   

                   

  

  

  

  

HOMENAJE

   

                                                                                                 A Juan Casillas

  

En los matices de tu voz había

trozos de tarde y pájaros en vuelo,

altas estrellas y un tupido velo

que el aire de tus manos sostenía.

  

Y el acorde final se detenía

en las sencillas flores del majuelo

hasta las blancas nubes de tu cielo

bajo la vulnerable celosía.

  

Pasó la muerte con la petenera

y tras de ella te fuiste embelesado

a dormir como el grano por la era.

  

Sin tu voz nos quedamos desvelados

y en la noche tus notas se perdieron

con el llanto de los desconsolados.

  

  

  

  

                   

                   

  

  

  

  

SOLEARES DE TRES VERSOS

  

Que tu querer siempre fue

solo musarañas mías,

un sueño que yo soñé.

  

*

   

El viento me dijo a mí

que tú nunca me quisiste

como yo te quise a ti.

   

*

   

¡Qué feliz tiene que ser

In que se mire en tus ojos

para hablarte del querer!

   

*

   

Desde que murió tu amor

cesó mi verde alegría

y comenzó mi dolor.

   

*

   

Anochecí junto al río

para decirle a la orilla

lo mucho que te he querío.

   

*

   

En el temblor de esa rama

canta un pajarillo triste

debajo de mi ventana

   

*

   

Pasa el viento y paso yo,

vamos juntos de la mano

buscando tu corazón.

   

*

   

Lloraba la madrugá

y de sus lágrimas puras

nacía la soleá.

   

*

   

Tu ausencia se me clavó

dentro de esa esquinita

donde vive el corazón.

   

*

   

Cuando llegue el mes de abril,

tráeme todas las rosas

que viven en tu jardín,

   

*

   

Con la luz del cigarro

recorrí aquel camino

sembraíto de guijarros.

   

*

   

Amanecí junto al río

bajo los álamos verdes

y muertecita de frío.

   

*

   

Llegaron las golondrinas

a sacarme de esta pena

todas las negras espinas.

   

*

   

Que te quiero regalar

una casita en el campo

de paredes encalás.

  

  

  

  

                                       

  

  

  

  

SEGUIRIYAS

  

Al bajar la escalera

le dije a la muerte

que aliviara el dolor de mi pecho

de tanto quererte.

  

*

  

Como pasa el viento

por este lugar,

así va pasando este sentimiento

que me hace llorar.

  

*

  

A quererte tanto

estaba yo hecha

que el día llegó en que no te quise,

y no me di cuenta.

  

*

 

Puse yo mi vida

en tus ojos negros.

pero llegó el viento de la mala suerte

y quedé sin ellos.

  

*

  

Por el negro puente

de la noche negra

en la soledad se muere la luna,

y nadie la vela.

  

  

  

  

                   

                   

  

  

  

  

PETENERAS

  

Por la ausencia de tu voz

la muerte me está llegando

y por esa misma ausencia

en la muerte estoy vagando.

  

*

  

Solo pretendo olvidarte

y en ello pongo mi empeño,

pero al mirarte a los ojos

olvido lo que pretendo.

  

*

  

Con la devoción de un rezo

entraste en mi corazón.

Hoy rezo para olvidarte

con la misma devoción.

  

*

  

Desde que viera tus ojos

la pena viene conmigo

de noche como de día

bajo este cielo plomizo.

  

*

  

Hoy maldigo aquella tarde

en la que te conocí.

Si no podía quererte,

para qué viniste a mí.

  

*

  

La soledad me acompaña.

Con soledad vivo yo.

Llevo soledad en el alma.

Soledad tiene mi voz.

  

*

  

Cómo duele tu recuerdo.

Cómo me hiere tu voz.

Cómo lloro por tu ausencia.

Cómo me mata tu amor.

  

*

  

Dime, viento, si en mi piensa

cuando en él estoy pensando,

pero no le digas nunca

que por él estoy llorando.

  

*

  

Pasaba la madrugá

y yo estaba en el balcón

hablando con el silencio

de tu olvido y mi perdón.

  

*

  

Todo lo que me dijiste

el viento se lo llevó,

por eso aguardo en el viento

la música de tu voz.

  

*

  

Por mi casa pasa el rio,

río que mueve una rueda.

Rueda que besa al molino

del que soy la molinera.

  

*

 

Cuando subo basta tu calle

siempre miro a tu ventana,

por si estuvieras en ella

y tus ojos me miraran.

  

  

  

  

                   

                   

  

  

  

  

SERRANAS

  

Por el monte la luna

sale cantando

y el lucero del alba

la está esperando.

  

*

  

Debajo de la encina

mayo florece

y canta mi serrano

si le apetece.

  

*

  

Dice, niña, la aurora

que tienes frío,

en mi pecho te traigo

fuego encendío.

  

*

  

Como lluvia de abril

en la ventana,

llueven tibios los besos

de mi serrana.

  

*

  

El lentisco del monte

tiene semilla

como gracia en la cara

mi Mariquilla.

  

*

  

En la flor del romero

liba la abeja,

mientras pasa el cabrero

con las ovejas.

  

*

  

Abriladas te dan

de vez en cuando,

y como el mes de abril

sales llorando.

  

*

  

Cuando pasa la garza

cerca del ciclo,

siempre le digo adiós

con mi pañuelo.

  

*

  

Quita, niña, los hierros

de tu ventana,

y te canto sin ellos

una serrana.

  

  

Extracto de su poemario Raíz Flamenca, Granada Club Selección, Granada, 2010.

    

    

    

   

Encarna Lara (Cuevas de San Marcos, Málaga) es diplomada en la especialidad de Ciencias Humanas por la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de E. G. B. de la Universidad de Málaga, académica correspondiente de la Real Academia de Nobles Artes de Antequera, miembro de la Sociedad de Escritores Españoles (ACE) y se halla incluida en la Antología de Poetas Andaluces. Siglo XXI, que edita el poeta y pintor cordobés Fernando Sabido Sánchez.

Sus primeros escritos aparecen en textos colectivos; así, el que va a ser su primer poema verá la luz en un número de los Cuadernos de la Academia Iberoamericana de Poesía, publicado en 1994, en homenaje a León Felipe, con textos de otros autores. El segundo de sus poemas publicado está dedicado al poeta cubano José Martí y el tercero, a la poeta argentina Alfonsina Storni.

En 1996 cuando publica su primer libro propio, Perfil de silencio, acogido muy positivamente por la crítica. Ese mismo año, la revista Ánfora Nova publica su poema “La mañana”, dedicado al poeta amigo Mariano Roldán. En 1997, participa en el libro Poesía y democracia, y en la revista Extramuros, que edita la Universidad de Granada, aparece el poema “Invocación”. Por estos años, colabora asimismo en la revista Calas, Arena y cal, La Fuente, Aguamarina, Tres orillas y Turia, entre otras. En 1998 participa en Ora marítima, obra colectiva de creación poética. Su segundo libro, Caudal de Voces, aparece publicado un año más tarde, en 1999, en la cuidada colección “Puente de la Aurora”. Por esta época, invitada por la poeta madrileña Paloma Fernández Gomá, colabora en el libro Arribar a la Bahía, encuentro de poetas en el 2000, publicado ese mismo año en Algeciras por la Delegación Provincial de Cultura.

Ya en 2001, aparece su tercer poemario, titulado Páramos prohibidos, en la colección “Agua de Mar”, que edita el CEDMA. En 2008 publica su cuarto libro de poemas, Desde la orilla, coeditado por el Ayuntamiento de Cuevas de San Marcos (Málaga) y el CEDMA. Este mismo año se alza con el Primer Premio de Poesía del certamen “Encuentros por la Paz”, de San Pedro de Buceite (Cádiz). El poemario Raíz flamenca aparece en 2009, prologado por el profesor y cantaor Alfredo Arrebola y publicado por Juan de Mairena Editores. Esta incursión en la poesía popular la anima a colaborar en la revista malagueña Calle del Agua.

En 2018 aparece publicada la que nos presenta como su última obra y que nos ha servido de fuente para esta selección, El Desván de Josefina, un poemario bellamente ilustrado por Beatriz Campillos y acertadamente prologado por Ana María Romero Yebra. La edición ha corrido a cargo de CEDMA y se ha erigido como una primera incursión de la autora en la poesía infantil.

 

    

    

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral. Sección 2. Página 6. Año XVIII. II Época. Número 105. Octubre-Diciembre 2019. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2019 Encarna Lara. © Las imágenes han sido tomados, mediante el buscador GOOGLE, en diferentes batos de datos gratuitas de Internet. En todo caso, empero, los derechos sobre la propiedad intelectual a que hubiere lugar corresponden a su(s) autor(es). Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2019 Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga & EdiBez. Ediciones Digitales Bezmiliana. Calle Castillón, 3, Ático G. 29730. Rincón de la Victoria (Málaga).

   

   

       

 

Servicio de tr�fico web