Julio-SEPTIEMBRE 2018

         101 PÁGINA 5

   ;

   

   

  

SELECCIÓN de POEMAS (y II)

CONTINUACIÓN

      

  

Por Francisca Sánchez Arjona

   

   

   

6

LA MUERTE USURPA TU MIRADA

  

Cuando la mirada última de tus ojos

caiga al caudal de un río herido,

atrapada en el dolor intenso de otra pupila,

derivará al infinito, y serán tus párpados

resignado telón tras el último acto.

Fin de la representación de una vida,

extinguidas las luces en el escenario,

del más hondo de los sentimientos.

(Presentido final; sin vítores ni aplausos).

  

Cuando las manos solo sean el lecho dormido

de imposibles caricias. Entre los dedos

vivirá ese crepuscular roce último,

fugaz cual caricia postrera, en los poros apresado,

mientras se detienen las agujas del tiempo.

Como hebras, las horas deshilachadas

se trenzan con los blancos cabellos

sobre la tierra en la que se convirtió la almohada.

  

Cuando un inquietante y negro silencio

engulla inútiles palabras de despedida,

ahogado emergerá el último de los deseos

de un corazón al que se le rompen las alas.

Desgarrado final, resonará como un eco

entre las blancas paredes de la estancia.

Se cernirá la noche más oscura y eterna

presentida sobre el ansia ya sosegada.

Sigilosos, huirán los sueños. Sin dejar señal,

arden en la hoguera del pasado

mientras, serena, cruzas el umbral

dejando sublimes momentos atrapados,

suspendidos de la pared ancha de la memoria,

pendiendo de los sutiles hilos

que tejen o destejen nuestra historia.

  

Cuando el otoño desnude los árboles

y la lluvia en los atardeceres llore amargas

nostalgias sobre el musgo de los tejados,

mi corazón seguirá oyendo tu voz cálida.

Melancólicos y helados, mis dedos

tal vez te escriban el último poema

en la humedad de los cristales.

  

En el adiós definitivo, versos se desintegran,

llora en silencio el vaho de los ventanales...

   
       

    

7

LA ESTATUA

  

               Hay una femenina

silueta de mármol, desnuda,

ateridas sus formas, sola,

inmóvil y muda.

Estacionales caricias

de viento, lluvia,

sol y escarcha

erosionan su figura.

  

          Hay una dama

de cincelado mármol

bajo las ramas

tupidas de un árbol

que abrazarla quisiera

con sus tallos, entresijo

de hojas y quimeras;

vegetal enamorado...

Con pudorosa ternura,

con amoroso recato,

esconde a las miradas

curiosas, que la turban,

sus pechos de roca,

su sonrisa de escultura

y las formas barrocas

de sus caderas rotundas.

  

                  Hay una mujer sola,

sin ser tallada figura,

ni de mármol, fría roca,

barro o piedra dura,

que se cobija bajo un árbol.

Callada, silenciosa y muda,

ocultando su helado corazón

y protegiendo su alma desnuda.

   
       

    

8

A BLAS INFANTE

  

     En el pueblo de Casares

habitó, en Villa Alegría,

el padre de Andalucía,

con su lucha y avatares.

  

     Sentimientos populares,

sueños por un pueblo libre,

mas gente de otro calibre

mandan su fusilamiento

y fue himno de enterramiento:

             ¡Viva, Andalucía Libre!

   
       

    

9

MARZO

  

     Llegó abrigado marzo, se asentó en los tejados,

en las chimeneas y en las cornisas

a sabiendas de que raudo partía febrero

con menos jornadas y más prisas,

sin la tardanza de los bisiestos,

aquellos que concediéndose otro día

morían en una larga noche de hielo.

  

     Apuró las últimas horas de escarcha

tomando las mismas horas de su mano,

apropiándose del reloj y sus esferas

manejando sus agujas y el espacio

entre el cielo y la Tierra,

entre el mar y el gobernante Astro,

entre la Luna y las mareas.

  

     Martius era el primero, de los romanos,

Mars o Marte, Dios de la guerra,

y, lleno de contradicciones, Marzo,

con su furia y sus tormentas,

sus heladas nieves, esféricos granizos

y sus vientos danzando en las veletas.

     Cambiante, con días bochornosos

y un típico sol de primavera

que hace florecer los almendros,

y, entre el trigo, las malas hierbas.

  

     ¡Jamás fueron buenas las aguas

de marzo para las cosechas!

Presuroso se va el tiempo,

observando cómo la vida pasa...

     Impertérrito, él mismo se queda,

mientras los tordos emigran de nuevo

y retornan las golondrinas

a construir sus nidos bajo las tejas.

   
       

    

10

ODA A UNA ROSA

  

En ti, sutil rosa,

la belleza

apetalada

de la vida.

  

En tu fortaleza

protegida,

brotas y surges

presta,

deseada,

la más hermosa

entre las flores,

reina y diosa

sin corona,

tu corola

apasionadamente

sonrojada,

enamorada,

se yergue

en tu palacio

de espinas

esgrimiendo

tu aroma,

el perfume

de la pasión

y el rojo reflejo

en los ojos

del deseo.

  

Son tus pétalos,

sutiles sedas,

elegantes

silencios,

sobre el tronco

regio y recto

que te sujeta

elegante

a la vida.

  

De tu jardín

te arrancan

los enamorados,

los infieles,

los que aman,

los que sufren

clamando amor,

clamando perdón

u ofrendándolo.

  

Y así, cortada

entre otras rosas

convertida en ramo,

abandonas tu rosal,

la luz del sol

que te alimenta...

  

En un elegante

y transparente jarrón

lucirás hermosa,

en tu nueva morada,

tal vez triste,

a los párpados

entrecerrados,

iluminados

de la lámpara

de algún salón.

  

                   Pero...

¡Ay, de tus espinas

cuando al dedo

que alcanzarla osa

le provocan

esa herida...!

           La sangre,

gota a gota

como tus pétalos

formando la corola

de un alma

que se desangra...

   
       

    

    

       

         

FRANCISCA SÁNCHEZ ARJONA (Iznájar, Córdoba, 1967). En la actualidad reside en Archidona (Málaga). Poeta de corazón desde muy joven, es autora de un buen número de poemas, en su mayor parte inéditos, solo conocidos en Facebook, donde, desde hace unos meses, ha ido dándolos a conocer entre todos los amigos de la poesía en diversos foros de Facebook y otros medios digitales. Desde su número 100, es colaboradora habitual de GIBRALFARO.uma.es, en cuyas página ocupa ya un merecido lugar. La fuerza expresiva y la intuición poética que caracterizan a esta poeta novel ha sido reconocida en diversos eventos culturales. Así, en 2011 se alzó con el premio que se otorga en el Certamen Poético de Archidona, con el poema «Donde Nacieron mis Primeros Recuerdos»". En 2012, su relato «Regreso a los Orígenes», dedicado al mundo del perro, fue galardonado con un primer premio. Ese mismo año, su poema «Vieja Casa de Alquiler» le merece el segundo premio en el Certamen Poético de Archidona, cuyo jurado volverá a distinguirla con el primer premio del certamen, los años 2014 y 2015, por los poemas «Parecía Resistirse Septiembre» y «Despierta la Esperanza», respectivamente. En 2016, obtiene el premio, en su categoría único, del Certamen de Relatos de Iznájar en su apartado de “Temática Local”, con el relato «Al dar la Barca».

    

    

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral de Cultura. Sección 2. Página 5. Año XVII. II Época. Número 101. Julio-Septiembre 2018. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2018 Francisca Sánchez Arjona. © Las imágenes han sido tomada de una base de datos pictóricos gratuita localizada en Internet y se usan exclusivamente como ilustraciones del texto. Los derechos de autor que pudiesen incurrir en ellas solo pertenecen a su(s) creador(es). Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2018 Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte, adscrito a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga & Ediciones Digitales Bezmiliana, Castillón, 3, Rincón de la Victoria (Málaga).