ABRIL-JULIO 2016   

      92 PÁGINA 4

   

  

  

«GRAFITI» Y OTROS POEMAS

(y II)

   

Por Daniel Gorosito Pérez

   

  

  

HAY CAMINOS

Hay caminos trazados en la mente,

     pero jamás recorridos.

  

Hay caminos cortados abruptamente

     por accidentes del corazón.

  

Hay caminos libres, por obra de un generoso

     ser supremo.

  

Hay caminos bloqueados permanentemente,

por obra de la incomunicación.

  

Hay caminos que se bifurcan y nos conducen

     al mismo lugar.

  

Hay caminos de muerte

     construidos por el hombre.

  

Hay caminos por trazar

     en el exilio de las palabras.

  
   

   
  

DESCENSO

«¿De que sirve rebelarse para encontrar

de inmediato, el universo intacto?»

EMIL CIORAN

  

Descendemos,

de eso no hay duda.

  

La paz endeble en que vivíamos

se ha roto para siempre.

  

                   ¿Qué nos queda?

  

Escoger entre el conformismo

y la sedición.

  

Callar o escribir,

sólo eso nos queda.

  

                             Eso sí,

aborrecer la neutralidad,

existir a pesar de todo,

a pesar de los presagios,

de la perdición.

  

                   Descendemos,

como el sol al final del día,

y como la luna

nos rebelamos.

  
   

   
  

SILENCIO

«No me agrada esta calma,

este silencio muerto.»

OLIVERIO GIRONDO

  

      Sólo ha quedado una leve nostalgia:

los pájaros con sus plumas polvorientas

descienden planeando como leves sombras

sin muros que los contengan.

  

Un paso más de esta loca carrera contagiosa

en el camino del viento,

los trinos temerosos

son ecos del futuro soñado.

  

Ojos que algún día brillaron

             de felicidad

hoy gritan su llanto.

  

Bocas que algún día gritaron,

hoy callan su dolor.

Sólo buscan descubrir

de qué está hecho

            el silencio.

  
   

   
  

DESCARRIADOS

«Todos marchamos descarriados;

el menos imprudente es aquél

que más pronto llega a arrepentirse.»

VOLTAIRE

  

Prisionero del olvido

un hombre transfigurado

de pie frente al mundo.

  

Testigo y partícipe

de tantas palabras...

y poca memoria.

  

          Vive un tiempo

que sabe a amargura,

tiempo frío, tiempo incierto

que no se ansía.

  

Permanece, sobrevive,

se esfuman los objetos, el instante,

lo gana la bronca del ayer,

la desilusión del hoy.

  

En la maraña de los tiempos

que devora calendarios,

el andar se detiene, regresa

y cobra víctimas.

  

Se oyen quejidos y llantos.

Los sueños se hacen cenizas,

miles de espejos rotos

no dejan ver esperanzas,

sólo tristes finales anunciados.

  

El hastío y el miedo

         te encarcelan.

  

Has ido cerrando heridas

mientras tu piel agrietada

por el barro del camino

sangra en una tierra escrita

por el labriego ultrajado.

  

La monotonía del caos febril,

se une al progreso que aplasta vidas,

                                almas y cuerpos.

  

El sonido de fatídicos tambores

clama por batallas

donde se presente una vez más

la desdicha gris de las espadas

que nos hundirá para siempre

en las sombras infernales.

  

No se acallan los gemidos,

colores ocres y vagos

pintan tiempos de condena.

  

Descarriado el futuro,

un sueño desdibujado

que se pierde en lontananza

y es el gran ausente.

  
   

   
  

DESTIERRO

El mundo se envuelve

en su manto de tiempo.

  

Por doquier hay lágrimas rojas,

de sangre  inocente,

meticulosa sangría del futuro.

  

             Feroces fisuras,

presenta la humanidad,

maduran los cartuchos

y duermen los pájaros.

  

Enormes cicatrices nos cubren,

y el hombre incólume,

cual mole de granito,

acata el grito brutal

con impotencia.

  

                Se esperan vientos,

que alejen esta cruel realidad

de destrucción activa,

y que no arranquen

de los espíritus,

secretos guardados en el gran libro

de la memoria humana.

  

Pasa el tiempo

y se opaca la luz ...

  

Hay un río de lágrimas

                  que el cielo

derrama sobre nosotros

buscando despertar las últimas esperanzas

desterradas en el sueño.

  

Quieto se queda el mundo,

                      sólo escucha

nudos que se cierran

       con lenta agonía,

de pájaros sobrevivientes.

  

En un mundo sin presencias,

ungido por un llanto sin lágrimas.

Confusión, desorden y desaliento

               en el destierro humano.

  
   

   
  

SUEÑOS PERDIDOS

Hubo un comienzo,

un tiempo,

cuando los dioses todavía

no estaban lejos.

  

Un tiempo,

antes de que la única forma

                 de trato con ellos

fuera medirse en lucha.

  

El mundo estaba

mejor pensado.

  

Mejor imaginado de lo que es,

desde hace ya largo tiempo.

  

Si no ha merecido

hoy nada mejor.

  

Debe haber vivido en ocasiones

                             algo mejor,

aunque sólo fuera en sueños,

mejores de los que nos son dados

               hoy día

si no hay sueños,

no hay mundo,

sobre ellos descansa

           la humanidad.

  
   

   
  

ESPERANZA

Qué choca

ásperamente

en el asfalto

haciéndonos sentir

la gota amarga.

  

                                A veces,

es una calavera desdentada,

suspiro entrecortado,

ansiedad,

desasosiego.

  

Otras veces,

un hoyo negro.

  

Ternura íntima,

                solaz,

            amor,

      respiro,

   plenitud,

cobijo.

  

Vale la pena

luchar por ella

          antes de

que te la arranquen.

  
   

   
 

Sin Título.

Mateo Felipe (Mallorca)

 
  

   

   

     

       

WASHINGTON DANIEL GOROSITO PÉREZ (Montevideo, Uruguay, 1961). Periodista, poeta, ensayista y conferenciante. Catedrático de Universidad y columnista de análisis internacional y asuntos de defensa en periódicos de México, Uruguay, Argentina y Ecuador. Su labor literaria ha sido reconocida con diversos galardones provinciales, nacionales e internacionales. Ente los últimos concedidos destacan el Premio Concurso de Cuentos “Líbano” y el Premio Concurso de Poesía “Profesor Nassime Hanna Nasser”, ambos otorgados en 2010 por la Sociedad Libanesa del Uruguay. Recientemenete, ha logrado un tercer lugar en el V Concurso Literario de Poesía y Narrativa “Espacio Mixtura 2016”. En su repertorio como escritor hay que destacar los ensayos históricos Fray Bartolomé de las Casas: Un Quijote en América (1993) y José María Luis Mora, con su pensamiento cambió la Historia (1994), y los ensayos literarios Sor Juana Inés de la Cruz: Sin Tiempo en los Tiempos (1998) y Análisis de la obra Poética del Escritor José Gorosito Tanco (2001). Es autor también de diversas obras de creación, entre cuyos últimos títulos publicados cabe citar Palabras Perdidas (2002) y Letras Dispersas (2003). Ha participado como colaborador en antologías varias, como Así Cantan los Poetas (Tomo 1, 2006) y Antología de Microcuentos (Universidad Iberoamericana León e Instituto Cultural de León, México, 2009), entre otros títulos. Es miembro de la Unión Católica Internacional de la Prensa (UCIP), Poetas del Mundo y Red Mundial de Escritores en Español (REMES).

   

   

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral de Cultura. Sección 2. Página 4. Año XV. II Época. Número 92. Abril-Julio 2016. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2016 Daniel Gorosito Pérez. © Las imágenes, a excepción de la última, han sido extraídas, a través del buscador Google, de diferentes sitios o digitalizadas expresamente por el autor, se usan exclusivamente como ilustraciones, y los derechos pertenecen a su(s) creador(es). La última corresponde a un cuadro (sin título) del pintor mallorquín Mateo Felipe, a quien agradecemos su colaboración. Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2016 Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga.