PÁGINA 12

   

   

   

¿QUÉ FUE DE BABY JANE?

   

Por JOSÉ MIGUEL FERNÁNDEZ CORDOBÉS

   

  

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

  

Título: ¿Qué fue de Baby Jane?

Título original: What Ever Happened to Baby Jane?

Director: Robert Aldrich.

Guion: Lukas Heller (Según su novela: Henry Farrell).

Reparto: Bette Davis, Joan Crawford, Victor Buono, Wesley Addy, Julie Allred, Anne Barton, Marjorie Bennett, Bert Freed, Anna Lee, Maidie Norman, Dave Willock, William Aldrich, Russ Conway, Maxine Cooper, Robert Cornthwaite, Michael Fox, Gina Gillespie, Barbara Merrill, Don Ross.

Música: Frank DeVol (AKA Frank De Vol).

Fotografía: Ernest Haller (B&W).

Producción: Warner Bros. Pictures .

Género: Drama. Drama psicológico.

País: EE UU

Año: 1962

Duración: 133 mn.

Color: Blanco y negro.

  
                                         
  

SINOPSIS

Las hermanas Jane y Blanche Hudson habían sido estrellas infantiles de Hollywood, pero sus carreras siguieron trayectorias muy distintas. Mientras que Jane, al crecer, fue olvidada por el público, Blanche, por el contrario, se convierte en una actriz de éxito, lo que enardece los celos de su frustrada hermana, que los sufre en silencio hasta que... Tras un misterioso accidente de coche, Blanche queda postrada en una silla de ruedas al cuidado de su hermana Jane, que disfruta sádicamente atormentándola a cada momento.

  
                                         
  

CRÍTICA

¿Qué fue de Baby Jane?, película que no te deja ni un momento de respiro a lo largo de dos horas y doce minutos aproximadamente, empieza ya con una actuación de “Baby Jane”, una niña caprichosa y antojadiza, que hace disfrutar a la gente con un número grotesco que la sitúa como una “adorable” niña que envía una carta a su “querido padre”, que, según la letra de la canción, está en el cielo, cuando, realmente, está al piano acompañándola en su canto, exprimiendo económicamente a su hija y malcriándola, mientras que la hermana, Blanche, trata de ceñirse a su papel de hija secundaria que no pide nada y que, aun así, el padre desprecia.

 Llama poderosamente la atención el mensaje que le da la madre a Blanche y la respuesta de esta. Uno, como espectador, no está seguro de cómo interpretar algo así. Quizá, pensando malévolamente, se podría suponer que Blanche buscará la venganza en su hermana algún día. Pero, con el paso de los días, Blanche va a conseguir superar a su hermana en el mundo del cine y el espectáculo, y con su ayuda va a mantener a flote la carrera de Jane, una actriz acabada y sin atractivo para el público.

Ocurre el accidente, y el resto de la narración te presenta un auténtico circo de los horrores: una Jane apasionada por el ocultismo, amante de los horóscopos y alcohólica sin remedio, que profesa un odio visceral y frontal hacía su hermana. Me gusta la caracterización de este personaje. Supongo que estará cuidado al detalle para parecer lo más grotesco posible, cosa que consigue; al menos, en mí despertó una sensación de odio hacia ese personaje, tal que, a lo largo de toda la película, solo esperaba que le ocurriera algo malo.

A Blanche, la hermana maltratada, cuando parecía que todo le iba bien y tocaba ya el éxito con las manos, un accidente, provocado, al parecer, por los hilos del destino, la deja postrada en una silla de ruedas, aislada del mundo, en una oscura habitación de la segunda planta de una lujosa casa, lo que le va a impedir tomar las riendas de la situación en numerosas ocasiones. Este personaje está presentado como una persona pulcra, respetada y respetuosa, que aparentemente se preocupa por su hermana, aunque no todo es lo que parece, pues su lado malvado se deja entrever por el constante maltrato de que es objeto. El hombre es bueno por naturaleza y la sociedad lo corrompe, o nace con la semilla del mal en su interior. Parece ser que cada Jane y Blanche son las dos caras de esta moneda, en la que todo te deja un sabor amargo, pues, aunque una fuera buena en sus inicios, acabó mal.

Me llama la atención la banda sonora y los momentos en los que quiere, no marcar, sino remarcar la importancia de la situación, como, por ejemplo, cuando Blanche intenta llamar por teléfono y este está descolgado, y lo resuelven con un primer plano de Blanche intentando llamar, música trágica al más puro estilo de la época, un segundo plano de Blanche reintentando llamar, y vuelta a la misma escena anterior del dramático teléfono descolgado.

Qué más puedo decir. Los otros personajes de la historia son tan inocentes y manipulables que dan hasta coraje: no llego a entender cuál fue el razonamiento del doctor para tomar las decisiones que tomó. Nadie cuestionaba a una Jane que, la verdad, ya de por sí da escalofríos con solo contemplar su figura, excepto la única persona que se acercó a Jane, el serio músico Edwin, otro personaje completamente repulsivo, de una catadura moral a la altura de Jane.

Me gustaría que alguien me explicara cómo es posible que el tiempo pase tan rápido fuera de la casa, y tan lento dentro de ella. Supongo que si no fuera así, no se habrían desencadenado los acontecimientos tal como lo hacen en esta película.

A pesar de todo, estoy encantado con las actuaciones: son impresionantes, de gran impacto, magnificas… Cada gesto, cada movimiento, sobrecogedor.

  
                                         
  

   

   

José Miguel Fernández Cordobés (Málaga, 1992). Estudiante de 2.º curso de Grado en Maestro de Educación Primaria en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga.

    

    

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral de Cultura. Sección 8. Página 12. Año XIV. II Época. Número 86. Octubre-Diciembre 2014. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2014 José Miguel Fernández Cordobés. © Las imágenes, extraídas a través del buscador Google de diferentes sitios o digitalizadas expresamente por el autor, se usan exclusivamente como ilustraciones, y los derechos pertenecen a su(s) creador(es). Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2014 Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga.