JULIO-SEPTIEMBRE 2018    

         101PÁGINA 7

   ;

   

   

  

  

EN LA OSCURIDAD DE TUS SENTIDOS

   

  

Por Fran del Olmo

   

   

   

EN LA OSCURIDAD DE TUS SENTIDOS

Como gótica sombra de amor eterno,

te espero bajo las gotas de lluvia negra que calan mi cuerpo.

  

Como mirada de pensamiento errante,

te espero en la corta distancia que separa nuestros cuerpos.

  

Como susurro de las olas del mar,

te espero en el dique calmado donde lloras tu melancolía.

  

Como estrepitosa tormenta de truenos,

te espero en el romántico desfiladero de tus ojos negros.

  

Como perpetua luna del alba,

te espero a los pies de tu cama, donde contemplarte puedo.

  

Como misteriosa melodía del piano,

te espero para deleitar tu morada con los acordes de la noche.

  

Como alma solitaria llena de esperanza,

te espero en los rojos y apaciguadores rincones de tu corazón.

  

Como palabras de silencioso viento,

te espero impaciente bajo el balcón de tus sueños.

   

   

  

  

  

  

ÁNGEL DE SOLEDAD

Cuando los sueños del ayer se desvanezcan en el desfiladero

de la indiferencia y la esperanza del mañana se ahogue

en el mar de los anhelos olvidados.

  

Cuando la soledad del presente florezca nocturna

en la penumbra de mi alcoba y las huellas de mis solitarios pasos

sean borradas de su arena por las olas.

  

Cuando la oscura venda de seda que mis ojos cubrían

vuele lejos de mí y la ilusión del brillante amanecer se desluzca

tenuemente entre mis versos ausentes.

  

Cuando todo lo vivido y lo sentido, se convierta tan solo

en un recuerdo de nostalgia y las estrellas taciturnas

sobre el universo cubran el inerte espacio con presagios.

   

Cuando mi consciente realidad engañe a mi conciencia

con sutiles espejismos y los influjos relucientes de la luna

se apaguen en el umbral de su cara oculta.

  

Cuando el sol deje de brillar entre sus rayos

y el océano se seque

en la cuenca de su cuna.

  

Cuando la lluvia deje de mojar la tierra

y la brisa no apacigüe,

cálida, el corazón.

  

Cuando ya nada quede en el candor de mi amor,

entonces,

ese día de vacío perpetuo en el alma,

dejaré de agitar mis alas blancas al viento,

para desterrar los deseos que en mí se forjaron

en la indeleble fragua de mi pensamiento.

  

  

  

   

   

  

CALLADAS EMOCIONES

Dime, corazón enamorado.

¿Cuándo volverá a latir tu pulso entre mis venas?

¿Solo cuando pruebe los fluidos del amor eterno?

  

Dime, pensamiento divagante.

¿Que quedará cuando a solas quede con mis recuerdos?

¿Tan solo un callado silencio en mi memoria?

  

Dime, alma ensombrecida.

¿Qué fueron de las alegres emociones sentidas en el ayer?

¿Tan solo intensos deseos que nunca volverán?

  

Dime, amor eterno.

¿Dónde murieron los besos que con apasionados labios me dio?

¿En la arena del olvido o en el susurro del mar?

  

Dime, esperanza del mañana.

¿Quién consumió la inspiración que con fantasía en mi pluma brotó?

¿Acaso la indiferente lejanía del perpetuo desamor?

  

Dime, caprichoso destino.

¿Por qué tus designios albergan solo la desesperanza para mi vida?

  

Dime silencio del amanecer.

¿Por qué tantas preguntas con calladas emociones?

¿Quizás el viento se llevó las palabras para siempre?

  

  

  

   

   

  

VOLVERÁN

Volverán las ilusiones de mis sueños a llenar

la vacía soledad que en mi corazón vivió.

  

Volverá la inspiración de la musa a embriagar

la negra tinta que por mis venas fluyó.

   

Volverán los días del pensamiento a divagar

junto a la nostalgia que mi pluma escribió.

  

Volverá el bohemio y mágico piano a sonar

con los acordes que a la luna enamoró.

  

Volverán las emociones del alma a renacer

con los silbidos que el viento entonó.

  

Volverán mis veloces dedos a plasmar

la esencia romántica que el tiempo forjó.

  

Volverán los versos del silencio a callar

al tenue sonido que entre ecos se alejó.

  

Volverán las palabras de esperanza a brotar,

en cada amanecer que la vida otorgó.

  

  

  

   

   

  

MUJER DE TINTA

En una noctámbula noche

de sutiles sueños de fantasía,

soñé que de la cama me levantaba

y con premura al viento escribía.

 

Y de una pequeña gota

de la densa y negra tinta

de mi esbelta pluma fría,

sentí que tu rostro de mujer,

bajo la tenue bruma nacía,

para plasmar sobre tu piel de papel

mi sensible inspiración,

esa que en la callada madrugada

alentó mi enamorada imaginación,

cuando a solas y con luz de luna,

pensaba en tu inolvidable memoria.

 

De repente, tu sombra cobró vida

junto a la taciturna oscuridad,

y, mojando tu dedo en el tintero,

dibujaste un corazón entero,

junto a palabras de amor sincero.

  

  

  

   

   

  

ALMA DE LOBO

Por las pardas campiñas de centenarios olivares,

camino lentamente, enclaustrado y cabizbajo,

junto a mis nostálgicos sentidos de lobo solitario,

  

apartando en el camino, con mis pies cansados,

las pequeñas piedras que se cruzan frente a mí,

y absorto, con la memoria del ayer entre mi piel,

  

evado mis sueños en las lejanas tierras de mi amor,

donde mis pasos divagan con mi pensamiento en ti,

y cada sutil palabra que de mi mente emerge

  

se esfuma ingrávida entre el aliento de mi boca,

convirtiéndose en un susurro latente a tu corazón,

en un suspiro que de la profundidad del alma nace,

  

para expresar todo aquello que perpetuo silencié,

callado sin letras en el silencio vago de la noche,

allí donde te siento en cada aullido de mi ser.

  

  

  

   

   

  

AMOR DE LUNA

Seca con tus manos las cristalinas lágrimas

que te afligen

y levántate de la oscura tierra que cala tu piel.

 

Deja de volver tu mirada hacia atrás.

Enfrenta tus ojos hacia los vientos del sur

y hacia el brillo del sol.

 

Sigue caminando y no te detengas,

aunque las sombras te cubran de negro,

aunque el frío te hiele la sangre

y el silencio te invada el alma sin palabras.

 

Si te escondes, si te detienes, nada vas a conseguir...

Tu corazón nació con el derecho para sentir

y la luna siempre te amará desde su cielo.

 

Deja de llorar, deja de sufrir, deja de morir...

¡Sé valiente y lucha por ti!

  

  

  

   

   

  

ENTRE TUS LABIOS

Entre tus labios y los míos,

se acorta la distancia que separa

el sabor de nuestros besos.

 

Entre tus ojos y los míos,

se enaltece el deseo

que sienten nuestros cuerpos al tocarse.

 

Entre tu corazón y el mío,

se aceleran los latidos que provocan

el desenfreno de nuestra pasión.

 

Entre tus manos y las mías,

se unen nuestras almas

en la inmensidad del mar del silencio.

 

Pues nada hay más placentero en este mundo,

que besar tu boca

o reflejarme en tus retinas,

ni que sentir el pulso de tu vida con la mía

en lo más prohibido y recóndito de mi ser.

  

  

  

  

    

Extracto de su poemario Versos y Leyendas. Autoedición, Granada, 2016; pp. 7-14.

  

  

     
     

FRAN DEL OLMO (Linares, Jaén, 1971). Desde muy pequeño sintió la necesidad extrema de manifestar de forma escrita sus pensamientos, sentimientos, vivencias… toda su vida interior, que él ha ido dando modelando con el recurso de la lírica sobre un papel en forma de reflexiones íntimas. No es, pues, de extrañar que su madurez literaria le llegará con un peculiar estilo dentro de la corriente neorromántica, un contexto estético que le ayuda como un espejo retórico para exteriorizar las emociones anímicas y sensoriales más íntimas. En 2015 aparece su primera novela, La luna en Julietta. Un sueño por escribir;  a la que, en fechas sucesivas, le van a seguir Amores del destino (2016), su segunda novela; un año después, en 2017, aparece su primer poemario, Versos y Leyendas; y, en 2018, su tercera novela, El escritor de sueños, que supone el desenlace de la primera. El que va a ser su segundo poemario, ya concluyo a estas fechas, aparecerá en 2019 con el título de Poesía Bohemia.

   

   

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral de Cultura. Sección 2. Página 7. Año XVII. II Época. Número 101. Julio-Septiembre 2018. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2018 Fran del Olmo. © El texto y las imágenes que lo ilustran son propiedad del autor. Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2018 Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte, adscrito a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga & Ediciones Digitales Bezmiliana, Castillón, 3, Rincón de la Victoria (Málaga).