ABRIL-JUNIO 2018

         100 PÁGINA 5

   ;

   

   

  

SELECCIÓN de POEMAS (I)

   

  

Por Francisca Sánchez Arjona

   

   

   

1

DONDE NACIERON MIS PRIMEROS RECUERDOS*

¡Qué suspiro hondo y nostálgico

se me escapó, sin querer, del alma!

Mis pies volvieron a dibujar el atajo borrado,

donde un día hubo huellas de pisadas

que llevaban hasta una pequeña loma.

  

Olvidada, a una casita solitaria

se le escapan hoy los recuerdos

entre las paredes agrietadas

y las ventanas rotas.

  

Centinela, una vieja encina

espera que a su rama

vuelva el fantasma de un columpio,

que, en eternas tardes de verano,

volaba, volaba...

  

Recuerdo que, en la era,

tal que, si de un tiovivo se tratara,

en el mes de julio, un trillo

giraba, giraba...

dejando las espigas huérfanas de trigo.

  

Entre viejos álamos y una acacia

se olvidó del monótono rumor del agua,

el cauce seco de un arroyo,

donde ya no se oyen croar las ranas.

 

Por la curva, donde parece morir el sendero,

desapareció al caer la tarde.

Mi mejor amigo emigró a otros juegos.

Fue la despedida tan corta y amarga...

¡Cuánto tardan las penas de la niñez

en marcharse del alma!

 

En silencio contemplo. Y siento

que entre aquellas paredes encaladas

nacieron mis primeros recuerdos

con olor a humo en las sábanas blancas.

 

Hoy solo vive el espíritu

de una muñeca que no aprendió

a jugar conmigo en la infancia.

  

__________

* Poema galardonado con el primer premio en el Certamen Local de Poesía Ciudad de Archidona (Archidona, Málaga) en 2011.

   

   

   

      

  

2

DISTANCIAS

¿Cuántos pasos hay del amor

hasta el dolor?

¿Cuánta distancia

desde un corazón arrasado de silencios

a una nostalgia?

¿Cuán corto es el paso

de una gran amistad

al no correspondido amor,

o de la pasión y el deseo

a la indiferencia?

¿Cuánto la realidad dista del olvido

para alejar un pasado

al corazón ceñido?

  

Cuando el dolor,

deja caer sus lágrimas,

dibujando un camino de ida y vuelta

a los sentimientos,

basta seguir esa huella

para el regreso al desconcierto,

o la certeza.

  

Acaso las mismas pisadas

nos llevan al amor,

y al dolor nos regresan.

  

Pero... ¿cuántos pasos

hay del amor hasta el dolor?

                            Yo no lo sé...

¿Acaso alguien los ha contado?

   

   

   

      

  

3

EL TIEMPO PUEDE ESTAR EQUIVOCADO

El tiempo puede estar equivocado,

el tiempo a veces pierde la memoria,

pero a olvidar también nos ha enseñado

para que escribamos nuestra historia.

  

Acaso esta no se llame victoria

si tengo el ánimo tan derrotado,

tampoco siento que hayan ganado

aquellos que tanto se vanaglorian.

  

Y, si tengo que darme por vencido,

lo diré con humildad y esperanza,

y no con la sangre del enemigo.

  

Le daré a este nervio la templanza,

bravura y dignidad del abatido,

y, al sueño perdido, la añoranza.

   

   

   

      

  

4

MEMORIA DEL PASADO

La noche en la estación se hiela.

  

Apenas pueden las palomas,

que del palomar escapan,

batir sus alas de nieve

sobre la soledad del alma.

  

Transita el frío por su cuerpo,

y sus huesos de niño taladra.

    

Juegan los chicos harapientos

a huir de la fratricida guerra,

mientras los soldados

arrojan sus mortíferas piedras.

 

Atrás quedaron un padre

                     y mucho miedo

y una madre...

        ¡Ay, una madre muerta!

  

Interminables raíles férreos

señalan hacia una vida incierta,

en otra tierra, sobre otro suelo,

donde no pesen las ideas

y sea más libre el pensamiento.

 

Una maleta de cartón y sin sueños,

amarradas con cuerdas

                      sus dibujadas rayas,

porta una estrella y un trozo de cielo

sobre un chusco a rebanadas.

  

En el fondo gime el desconsuelo

abrazado a un pequeño trozo de Patria.

Sobre el andén soplan los vientos

y aguarda la esperanza.

  

El corazón está hambriento,

la soledad hurga en las llagas,

los ojos entornados y secos,

hay llantos

                     ...sin lágrimas.

 

Me miras... Y te observo,

no me reconoces, padre.

Me sonríe tu desconcierto;

vívido está en la memoria

un pasado lejano, cruento...

En presente, ya no escribes tu historia,

mas mi amor tan cotidiano

es firma y la convocatoria

             para tu abrazo vivo y cercano.

   

   

   

       

  

5

A UN POZO

                     (Dedicado a mi padre)

   

La varilla mágica

del templado zahorí,

en su sabia mano

siente el agua fluir.

De nuestra madre Tierra,

corre por sus entrañas,

un manantial que espera.

  

Pico, azada y barrena,

con el sol a la espalda,

rompiendo la dura piedra.

Sudor. Piel acorazada,

lucha en desigual fuerza;

la Naturaleza y el hombre,

el hombre y su naturaleza.

  

Como si sangrara la tierra,

brota el agua más pura

de la profundidad socavada

en redonda arquitectura.

Alicatada su pared pétrea,

de la simple estructura

a la mecánica polea.

  

Se eleva el cubo con premura,

amarrado a la cuerda

tiran las manos con desenvoltura.

Ávida boca sedienta,

una piel que pasa su factura

la cobra en agua fresca

y el musical chirrido de la garrucha.

  

Solvente es, siempre “Natura”.

De sus entrañas y corrientes,

donde haya sed,

construyamos un pozo

        o bebamos de la fuente.

   

   

   

    

    

       

         

FRANCISCA SÁNCHEZ ARJONA (Iznájar, Córdoba, 1967). En la actualidad reside en Archidona (Málaga). Poeta de corazón desde jovencita, es autora de una buena cantidad de poemas, en su mayor parte inéditos, solo conocidos en Facebook, donde, desde hace unos meses, los ha ido dando a conocer a todos los amigos de la poesía. La fuerza expresiva y la intuición poética que caracterizan a esta poeta novel ha sido reconocida en diversos eventos culturales. Así, en 2011 se alzó con el premio que se otorga en el Certamen Poético de Archidona, con el poema «Donde Nacieron mis Primeros Recuerdos»". En 2012, su poema «Vieja Casa de Alquiler» le merece el segundo premio en ese mismo certamen, cuyo jurado volverá a distinguirla con el primer premio del certamen, los años 2014 y 2015, con los poemas «Parecía Resistirse Septiembre» y «Despierta la Esperanza», respectivamente. En 2016, obtiene el premio, en su categoría único, del Certamen de Relatos de Iznájar en su apartado de Temática Local, con el relato «Al dar la Barca». Otro relato suyo titulado «Regreso a los Orígenes», dedicado al mundo del perro, que fue galardonado con un primer premio en 2012.

    

    

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Publicación Trimestral de Cultura. Sección 2. Página 5. Año XVII. II Época. Número 100. Abril-Junio 2018. ISSN 1696-9294. Director: José Antonio Molero Benavides. Copyright © 2018 Francisca Sánchez Arjona. © Las imagágenes han sido tomadas de una base de datos pictóricos gratuita, localizada en Internet y se usan exclusivamente como ilustraciones del texto. Los derechos de autor que pudiesen concurrir en ellas solo pertenecen a su(s) creador(es). Depósito Legal MA-265-2010. © 2002-2018 Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte, adscrito a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga & Ediciones Digitales Bezmiliana, Castillón, 3, Rincón de la Victoria (Málaga).